• Proveedores
  • Acceso Externo
Media

Gestamp facturó 2.011 millones de euros en los tres primeros meses de 2020

En el primer trimestre de 2020 Gestamp ha sido capaz de gestionar “bastante bien” el negocio a pesar de la incertidumbre en el mercado a causa del COVID-19

18.05.2020

Gestamp, compañía multinacional especializada en el diseño, fabricación y desarrollo de componentes metálicos para la industria de la automoción, presentó hoy sus resultados para los primeros tres meses de 2020 con una facturación de 2.011 millones de euros, a pesar de la incertidumbre en el mercado derivada de la pandemia COVID-19.

La cifra de facturación reportada implica un descenso de -7,3% (o un -6.1% a tipo de cambio constante) en un mercado que decreció un -23,2% durante el mismo periodo. El primer trimestre de 2020 se ha visto impactado por el desafío sin precedentes de la pandemia del COVID-19. Con todo ello, Gestamp ha sido capaz de superar al mercado como resultado de nuevos proyectos y una menor exposición a Asia.

El EBITDA alcanzó los 193 millones de euros (un descenso del -22,6% comparado con los tres primeros meses de 2019), alcanzando un margen del 9,6%. La compañía está centrada en mejorar su flexibilidad de costes para afrontar la actual situación.

El beneficio neto alcanzó los 14 millones de euros, impactado por la abrupta disminución de la actividad, el escaso margen de tiempo para ajustar la base de costes de la compañía, así como un aumento en las depreciaciones y las amortizaciones como resultado de las altas inversiones realizadas en los últimos años.



En este contexto desafiante, los volúmenes de producción en el mercado de automoción han sido revisados a la baja para el 2020. En su última actualización, la consultora IHS prevé una caída del -23%, lo que implica una diferencia de 19 millones de vehículos frente a su previsión anterior, en febrero de 2020.

“Durante el primer trimestre de 2020 hemos sido capaces de gestionar el negocio bastante bien a pesar de la incertidumbre del mercado como resultado de la pandemia COVID-19. Gestamp ha aplicado protocolos de seguridad y lo continuaremos haciendo para garantizar la seguridad de nuestros empleados y de nuestras operaciones mientras reiniciamos la actividad”, explicó el presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco J. Riberas.

“Gestamp está encarando la crisis del COVID-19 con un sólido perfil financiero y fortaleciendo nuestra posición de liquidez y la diversificación de las fuentes de financiación. Estamos implementando un plan de acción enfocado en la preservación de caja”, afirmó Riberas.

“La compañía está trabajando en una evaluación proactiva de los distintos escenarios para adaptar su estrategia de largo plazo a la cambiante situación del mercado, siempre manteniendo a los clientes como centro de nuestro negocio y enfocados en el futuro”, concluyó.

Actualización por regiones
A causa del COVID-19, las instalaciones del Grupo en todas las regiones han experimentado un cierre gradual, que comenzó en China a finales de enero, continuó en Europa a mediados de marzo y se extendió después rápidamente a América.

Algunas plantas del Grupo han reanudado sus operaciones, incluyendo las de China, mientras se espera una gradual reapertura del resto de las instalaciones en las próximas semanas.


Gestamp cuenta con un plan de acción claramente definido para volver a la producción de manera gradual. El plan incluye protocolos de seguridad y salud, así como aplica los aprendizajes de la experiencia de China a las operaciones globales.

A pesar del entorno desafiante, Gestamp ha batido al mercado en todas sus regiones durante el primer trimestre. En este periodo, el mercado ha reducido sus volúmenes en un -23,2% mientras la facturación del Grupo cayó un -6,1% a tipo de cambio constante.

Plan de acción frente al volátil entorno actual
Gestamp ha ejecutado un exhaustivo conjunto de medidas para adaptarse al entorno actual, mejorando su posición de liquidez, la flexibilidad de su plantilla, la gestión del capital circulante y una política de drástica reducción de las inversiones, centrada en preservar la generación de caja. La compañía ha implementado acciones para fortalecer su posición de liquidez hasta cerca de 2.000 millones de euros y ha reducido el capex en un 27% en comparación con el primer trimestre de 2019.

Asimismo, y tal y como la compañía anunció al mercado debido a las actuales circunstancias, Gestamp ha cancelado el pago de dividendo complementario previsto para el próximo mes de julio (adicional al ya pagado el pasado mes de enero).

Además de las medidas mencionadas y dada la extraordinaria naturaleza de la situación, la alta dirección de Gestamp y el Consejo de Administración han reducido voluntariamente su remuneración.

Documentación

zip
0,5 MB

Galería

Gestamp ante el COVID-19