• Proveedores
  • Acceso Externo
Media

De la chapa al componente: el papel de las prensas en el sector de automoción

Prensa servo mecánica de Loire Gestamp.
Prensa servo mecánica de Loire Gestamp.

Loire Gestamp instaló su primera línea servo-mecánica, totalmente monitorizada, en la planta de Gestamp Navarra el pasado 2020

04.02.2021

Desde los primeros pasos de la producción en masa en la industria de automoción, el proceso de creación de un vehículo ha estado inevitablemente ligado a la evolución del sector de la máquina-herramienta. Concretamente, ha estado unido al desarrollo e implantación de prensas en las fábricas de componentes para automóviles.

El porqué de este hecho nos coloca frente al primer estadio de la producción, al inicio de la cadena de valor del automóvil. Los componentes metálicos con los que se construyen los coches nacen, en buena parte, de chapas de metal a las que hay que dar forma. ¿Y cómo se puede dar forma a esas piezas planas de metal? La respuesta es en grandes prensas, las protagonistas de la estampación de componentes, que tienen la capacidad de transformar en uno o varios golpes una chapa en una pieza como, por ejemplo, un pilar-B, un componente clave, capaz de salvar vidas en caso de accidente en carretera.

Loire Gestamp: prensas hidráulicas por todo el mundo
En 2011 Gestamp adquirió Loire Safe con el objetivo de nutrir de prensas hidráulicas, su especialidad, tanto a las plantas de producción del Grupo como a las de otros clientes en todo el mundo.

Situado en Hernani (Gipuzkoa) desde 1962, a día de hoy Loire Gestamp es uno de los mayores productores europeos de prensas hidráulicas, capaces de producir piezas con el mayor nivel de exigencia y detalle en la embutición; es decir, en la forma que se le da a la chapa con el golpe de la prensa.

¿Prensa hidráulica o prensa mecánica?
La evolución de las prensas, no solo en el sector de automoción, deja en la historia industrial decenas de tipos de estas máquinas, cada cual más precisa, con unas u otras aplicaciones. Pero, cabe destacar que, tradicionalmente, los dos tipos principales de prensas son las hidráulicas y las mecánicas.

La diferencia básica es el tipo de accionamiento: la hidráulica se acciona mediante unos cilindros hidráulicos que suben y bajan un plato donde se sitúa el troquel, la matriz que da forma a la pieza en el golpe, y la mecánica mediante accionamiento mecánico, por ejemplo, a través de bielas que transmiten el movimiento.

Otra diferencia entre ambas es que mientras las hidráulicas permiten ejercer una fuerza máxima sobre la chapa en todo el recorrido de la prensa y una programación flexible, por lo que pueden conformar piezas muy complejas, las mecánicas ejercen la fuerza máxima al final de su recorrido y permiten, en general, un nivel de cadencia superior en la producción.

Las prensas servo-mecánicas, un paso más allá en la estampación
Como ocurre siempre, en toda evolución se desarrollan híbridos o subtipos. El claro ejemplo son las prensas servo-mecánicas, que permiten flexibilidad de programación, con una cadencia de producción elevada.

Loire Gestamp instaló su primera línea servo-mecánica, totalmente monitorizada, en la planta de Gestamp Navarra el pasado 2020, basada en los últimos desarrollos técnicos de la compañía, para garantizar una mayor producción y flexibilidad con un menor consumo de energía.

Esta prensa monitorizada no es sino un ejemplo de la presencia que la digitalización va a tener también, en este futuro inmediato, en el mundo de las prensas de estampación.

Galería

Gestamp ante el COVID-19